20 de octubre de 2008

MISERIA

Éramos tan pobres que cuando murió mi hermano heredé su nombre.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy bueno Juan Carlos, sí señor.
Pues ahora con la crisis, me parece que solo heredaremos las iniciales.
Teodora

Antonio Serrano Cueto dijo...

Al menos pasaste a la categoría de los herederos, superior a la de los míseros desheredados.
Un saludo.

gorocca dijo...

Conciso y exacto, contundente!
Un fuerte abrazo.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Me has recordado a Gloria Fuertes, que a mí me apasiona.
Muy bueno,
Besicos
Nani

Lola Sanabria García dijo...

Pobres de solemnidad.

Lula dijo...

Redondo.

p.d. Me ha recordado a Jaime Gil de Biedma, que heredó el nombre de su hermano (fallecido cuatro meses antes de que él naciera). Aunque en aquel caso no había problemas de dinero, ni mucho menos.

LEO MARES dijo...

Buenísimo! Felicidades por la inspiración.
un abrazo

el pasado que me espera dijo...

Muy bueno. Me ha recordado a Gila, que cuando nació su madre no estaba en casa.