2 de octubre de 2008

HAY DÍAS QUE MERECE LA PENA SER ESCRITOR

Y hoy es uno de ellos. Lean el comentario que me ha dejado María en el post anterior:

"Hola Juan Carlos. Estoy leyendo Norteamérica profunda. Me dejó el libro mi profesora de Lengua (www.eldesvandeloslibros.net) porque nos leyó uno de tus cuentos en clase y me gustó mucho. Bueno, nos gustó mucho a todos. Yo quería seguir leyendo mas cuentos y me dejó tu libro. Voy a leer también Oficios, pero Marta se lo ha dejado a una compañera mía de clase y después me lo pasa. Bueno, sólo quería decirte eso, que tus relatos son muy chulos y que creo que me los voy a comprar. Es que con los libros me pasa como con los discos, que primero ojeo y después compro si me gusta :)) Nosotros tenemos una lista de lecturas opcionales que suben nota y que son cuentos y nos ha leido un cuento de cada libro para que nos hiciéramos una idea. Bueno, pues nada, que escribes genial. Te dejo porque estoy con catarro en casa y me duele la cabeza. Hasta otra."

Muchas gracias a las dos, a María por sus impresiones, que me han alegrado el día, y a Marta por hacerlas posibles con su lectura en clase de mis cuentos. Un abrazo, chicas.

P. S.: María, de Oficios no me quedan ejemplares, pero me gustaría regalarte uno de Norteamérica profunda dedicado. Envíame, si eres tan amable, tu dirección postal a este correo para que te lo pueda hacer llegar: jkmarkez@yahoo.es

11 comentarios:

Marta dijo...

Estoy alucinando.

Juan Carlos, a mí me pasa lo mismo que dices en el título de este post, hay días en los que merece la pena ser profesora.

Un saludo.

maraña dijo...

Jo, JC, con alumnos, profesores, y lectores así, merece la pena levantarse por las mañanas. Enhorabuena a los tres.
Chiki

Anónimo dijo...

Hombre, Juan Carlos, también me gustó a mí muchísimo "Oficios", y ahora que veo que te queda algún ejemplar de "América profunda", si te parece, cuando pongas el paquetillo a esa lectora, saca otro para tu amigo Poli gepunto Navarro. Acabo de llegar de NY, y me he quedado con el borde, así que me gustaría catar lo profundo.
Abrazos.
Poli.

Juan Carlos Márquez dijo...

Hombre, Poli, qué bueno leerte por aquí. Cuenta con tu ejemplar, claro, pero antes dame tus señas para que te lo pueda enviar. Dímelas por aquí: jkmarkez@yahoo.es
Me alegro mucho de que te gustara "Oficios", tanto que te voy a confesar mi secreto: escribo libros cortos, de menos de 120 páginas, así los lectores a los que les gustan se quedan un poco con ganas de más, y, por el contrario, los que me aborrecen se alivian pronto. Además, si los libros son cortos, te salen mejor una vez obtenido el ppp (precio por página) resultante de dividir la cuantía del premio entre el número de páginas.

Miguel Ángel Muñoz dijo...

Necesitamos más profesoras así, más lectores así. Vale la pena escribir, sí, cuando hay todavía profesores que logran insuflar eso hacia un libro, y alumnos que se dejan influir, y gozan.

Arilena dijo...

Al margen, claro, mis felicitaciones a la profesora que se haya atrevido a recomendar un libro de relatos. En mis tiempos eso de los "cuentos" no se llevaba.

pd.- De Norteamérica me han gustado muchísimo los dos últimos cuentos.
Besos compañero, ya nos veremos algún día de estos en el sarao de turno.

gorocca dijo...

Esto debe de ser lo más parecido al Paraíso para un escritor: que sus libros formen parte de algún programa pedagógico, felicidades de nuevo paisano, estaremos atentas a tu trayectoria venidera. Salud!

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Enhorabuena.
Hay dias que merece la pena leer cosas así.
Por cierto, tu libro de "Oficios" también se lo he dejado a una chica jovencita y está alucinaica con tus relatos.
Saludos

Veraneante dijo...

Joder, me ha llegado al alma, aunque la palabra esté prohibida. Esto vale más que la mejor crítica que te puedan hacer en Babelia o El Cultural.

Con cosas así dan ganas de escribir, de leer y pensar que el mundo tampoco está tan mal como parece.

Marsu dijo...

Mira que tienes premios, JC. Pero ese comentario...es mejor que muchos de ellos, ¿verdad?

Mi hija tuvo que rellenar un formulario para una beca. Tenía que poner tres personas por las que sintiera admiración. Puso a Tim Burton, a no se quién más, y luego escribió "a mi madre". Uno de los días más felices de mi vida ;)

Valeria dijo...

Enhorabuena, Juan Carlos. Uno de esos detalles que ofrece la vida de vez en cuando. Disfrutalo al máximo!