15 de octubre de 2008

Madrid censura el cartel de 'Diario de una ninfómana' por escandaloso



Escandaloso es dejar la gestión de los hospitales públicos en manos de las constructoras, intentar privatizar el agua a toda costa y escoger un tinte de pelo tan horrible.


6 comentarios:

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Ya va siendo hora que protestemos por cosas de cajón. Yo protestaría por ejemplo, y no estoy de acuerdo con que se permitan los botellones para tener a toda nuestra juventud aborregada, en vez de darles conocimientos y sitios donde desarrollar sus aspiraciones y sus necesidades. Los borregos no dan mucho ruido, sino que todos van en mogollón haciendo lo mismo y eso parece que es lo que interesa.
Saludos

Teodora dijo...

Pues a mi la portada me parece bastante inocente. Pero bueno, es mejor electoralmente acusar de malos a otros. En cuanto a lo de la gestión de hospitales publicos por constructoras, es algo bastante modulado por el estado, y solo determinadas funciones, no tan malo como suena, así de principio.
Ana Alcalde

Fernando dijo...

También es escándaloso ahogar a la Universidades...

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo Juan Carlos.
Un fuerte abrazo!
Gcc.

Francisco Casoledo dijo...

¡Muy bueno! Lo del tinte es literatura de compromiso y lo demás son tonterías. Alguien debe hacer frente a esa constante agresión estética secundada por la Botella y sublimada por doña Rita Barberá. Es una verguenza que los grupos ecologistas permanezcan callados frente a tan impunes fumigaciones de lacas y tintes radioactivos. Salvemos el Planeta.

David Condés dijo...

Habría que escuchar lo que opina el Episcopado, que siempre se ocupa de estas cuestiones de gran importancia moral.