23 de abril de 2008

LECCIONES DE MITOMATEMÁTICA



Hay un momento del día, hacia el atardecer, en que las aves Fénix dejan de batir las alas y, con su mejor plumaje en llamas, caen en picado sobre los jacuzzis. Al desalojo de agua jabonosa que produce tan vertiginoso aterrizaje, se le denomina π (Pájaro incendiado).

3 comentarios:

Marian dijo...

Lo cual demuestra que todo pájaro sumergido en un jacuzzi experimenta un empuje hacia arriba igual al volumen del jabón que desaloja.
c.q.d

Antonio Serrano Cueto dijo...

Muy acertada fórmula la de Marián. Añado que, pocos segundos después del baño prestado, el ave Fénix renace hecho un primor, dejando en el jacuzzi fragancias de mirra y cinamomo. Esta operación se repite cada 500 años aproximadamente desde que el primer Fénix aleteó en el cielo de Oriente.

Mega dijo...

De ahí que no sorprenda descubrir cómo, de pronto, entre espumas y reverberaciones sinnúmero, van diluyéndose en ceniza los distintos colores del arcoiris.