13 de marzo de 2008

EL CHIKI CHIKI LITERARIO

Asistimos estos días a uno de los ejemplos más ilustrativos de cómo un actor que no sabe cantar, aupado por una campaña poderosa de márquetin, puede alcanzar las cotas más altas de popularidad e incluso representar a un país en un festival internacional; cutre y amañado, sí, pero internacional.

La inocente broma de Buenafuente y su troupe de cómicos no es en absoluto graciosa, todo lo contrario, porque redescubre y pone altavoz a un panorama desolador: cualquier producto, con independencia de su calidad artística, puede ser susceptible de consumo masivo si viene precedido de una campaña adecuada de promoción.

Lo triste es que esto mismo que se nos quiere presentar como extraordinario, insólito o anómalo viene ocurriendo desde hace años (treinta o cuarenta) en el ámbito literario: las mesas de novedades de las librerías en su mayor parte no son sino una acumulación de chiki chikis.

17 comentarios:

TWO dijo...

No por obvio, voy a tener que dejar de darte la razón.
Lo que ocurre es que tu opinión, abre la puerta a la reflexión de si es o no lícita (legítimades de el punto de vista del "purismo literario") la publicidad en el campo de la literatura.
Me da a mí que este mundo -al literario me refiero- está un pelín más sacralizado de lo que los tiempos que vivimos aconsejarían.

Juan Carlos Márquez dijo...

Pues yo opino exactamente lo contrario, Two, creo que el mundo literario o lo que se nos vende como mundo literario está frivolizado.

manuespada dijo...

Ojalá hicieran campañas modernas de publicidad para vender Literatura, y no esas cutreces de poner la portada del libro con una voz en OFF que te hace una reseña mega-cutre con una musiquilla de ascensor de fondo. Deberían ir más allá y optar por una especie de trailer cinematográfico para vender la historia. Y que conste que estoy hablando de publicidad, no de Literatura, independientemente de la calidad del contenido del producto a vender.

Juan Carlos Márquez dijo...

Manu, sí que se existen experiencias promocionales similares a las que echas de mano, pero en el ámbito de la literatura infatil y juvenil. Mira:

http://lainvenciondehugocabret.grupo-sm.com/index.html

Arilena dijo...

Otro video de promoción de libros (juveniles)
Video

Sergi Bellver dijo...

Chiki Chiki literario:

Y el chiki-chiki se escribe así:

Uno: el planetans

Dos: el codiguito

Tres: el noahgordon

Cuatro: el follettón

Vender, vender, venderrr...


Me descojono. Y sigo sin escribir, total... pa'qué.

El Viajero Solitario dijo...

Como bien dices, no es nueva la acumulación de chikis chikis en las estanterías de las librerías. En todas partes, creo yo.

En general, lo comercial está reñido con la calidad, y lo que "vende" son sólo productos de consumo rápido, que sitúan al lector o al oyente frente a la obra como un mero objeto, y le ayuda a no pensar, no vaya a ser que.

El dilema está en saber si se nos atonta o somos tontos de por si, sin ayuda de nadie.

Pero no todo está perdido, también hay excepciones, y en ocasiones nos encontramos en el escaparate de una librería un libro bueno, incluso genial.

Juan Carlos Márquez dijo...

No, viajero, no todo está perdido. Hay excepciones, por fortuna.

hombredebarro dijo...

¿Les ponemos nombres a los chiki-chikis?

Juan Carlos Márquez dijo...

Vale, hombre de barro, pero ya sabes que nos exponemos a que sus seguidores, que son legión, nos llamen envidiosos e incapaces y tal y tal, y digan que si somos tan listos porque no... zzzzzzzzzz.
Yo arranco con los sumos sacerdotes del chiqui-chiqui esotérico de autoayuda: Coelho y Bucay.

Anónimo dijo...

Juan Carlos, acabo de entrar en Relataduras después de leer el cuento que enlazaste en Dinero, el post de Diario de lecturas. Voy a pasarme más a menudo por aquí, la verdad.

¿Cuándo sale Norteamérica profunda? ¿Saldrá con tirada nacional, o habrá que pedirlo por correo?

-Y lo del noahgordon, etc, casi me tira de la silla. Gracias por compartirlo.

Carlos Maiques

Juan Carlos Márquez dijo...

Bienvenido, Carlos, y gracias por tu comentario sobre "Postes". No sé cuándo saldrá exactamente "Norteamérica Profunda", pero es casi seguro que la distribución será escasa y peliaguda. De todas formas, yo procuraré informaros sobre dónde o cómo conseguirlo. Acaba de abrir sus puertas en Madrid una librería especializada en cuento, Tres rosas amarillas, de la que daré pronto más señas, así que algunos libros van a ser más fáciles de encontrar a partir de ahora.
No obstante, va a ser mucho más sencillo hacerse con "Oficios", mi otro libro de relatos, Premio Tiflos 2008, que saldrá publicado a finales de mayo en Castalia, es posible que antes que "Norteamérica Profunda".

Juan Carlos Márquez dijo...

Carlos, ¿eres el dibujante?

Anónimo dijo...

Pues...sí. Soy "el dibujante". Tú eres... "el escritor de relatos"? Bueno, al margen de mis garabatos, sólo quería decir que ma han gustado mucho algunos textos que he podido leer. El de la cuenta corriente, en serio que me ha encantado, es tristísimo, pero la imagen de los peces, entre muchas otra, me ha llegado bastante.

Un saludo y hasta otra.

Carlos Maiques

Anónimo dijo...

Y una cosa más, lo de Tres rosas amarillas suena fenomenal, no dejes de contarlo cuando tengas más información. Ciao.

carlos maiques

Marsu dijo...

Coelho, Bucay...y a bote pronto, se me ocurre completar con un "traidor", diría yo, como Pérez Reverte.

Por asociación de ideas me he ido a la política. Cada vez que veo un especialista en marketing político hablando de las corbatas y el perfil bueno de nuestros prohombres, se me abren las carnes. Quedan pocos sectores sin contaminar por los chikis chikis, me temo.

Creo que me voy a volver avestruz.

Sombras Chinescas dijo...

Tocayo:

Que conte que yo me adelanté dos días hablando sobre lo mismo(puedo acusarte de plagio).

Saludos.