8 de enero de 2008

SIGO VIVO

Hola a todos, si es que alguien sigue ahí. La vida al otro lado de esta bitácora es muy absorbente y tengo poco o ningún tiempo para atender Relataduras, pero de tanto en cuando seguiré pasándome por aquí para ofreceros alguna novedad (por cierto, Norteamérica Profunda ya tiene cubierta, pero no os la mostraré hasta que se presente el libro, allá por febrero o marzo, espero). En esta reaparición, voy a colgar el último relato que he escrito (arriba), pero os advierto que permanecerá en la página apenas dos o tres días (ya sabéis cómo se las gastan los burócratas con la calidad de inéditos de los textos). Así que, si os apetece leerlo, no os demoréis mucho.

Un fuerte abrazo.

5 comentarios:

Arilena dijo...

Estaba empezando a creer que al hacer la deriva te habías perdido definitivamente :P

Un beso y hasta el lunes.

Anónimo dijo...

Hasta el lunes, Ari. Por cierto, voy a enlazarte ahora mismo, que siempre se me olvida.

Sergi Bellver dijo...

Comentario contestado, J.C., allí entenderás explicaciones, pero "medalla de plata" con todas las de la ley.

Menos mal que he estado rápido y me llevo tu cuento "Ventajas..." a casa. Tiene cierto encanto esto de que los publiques aquí con fecha de caducidad.

Y, de nuevo, for God's sake, a ver si es en febrero, leñe, que ya tengo ganas.

Nos vemos pronto.

pd: yo quiero ser accésit a "medalla de bronce" en tus enlaces, anda, déjame ser moñas, pero quita lo de Alas de Albatros (ya sólo en la URL) y que se quede la bitácora, entre el avión y el pez en el agua. Ni hecho a propósito, oiga.

Clavileño dijo...

Disculpa pero tu libro... ¿ha aparecido ya? (Me refiero a "Norteamérica profunda".) Según el ISBN está publicado en 2007 por el Ayuntamiento de Montijo. Pero no lo consigo encontrar.

Venga, un saludo, y muchos éxitos.

Juan Carlos Márquez dijo...

Hola, gracias por el interés, Clavileño. El libro se presentará en febrero o marzo, aunque lo hayan dado ya de alta, que, por cierto, yo no tenía ni idea, aunque ya he visto la cubierta y he corregido las galeradas.