24 de abril de 2009

LOS HOMBRES INTERMITENTES, de Francisco Javier Irazoki





















MUERTE TRANSITABLE

TODAS LAS MAÑANAS, antes de empezar los trabajos del día, miro durante varios minutos las flores plantadas delante de mi puerta. A los pies de las dalias, unas hormigas recorren el tapiz de pétalos caídos. Con las derrotas que impone el tiempo ellas han construido su camino.

Los hombres intermitentes, de Francisco Javier Irazoki

***

Los hombres intermitentes (Hiperión) no es una autobiografía, ni un libro de cuentos, ni uno de poesía, pero es un compendio de todo lo anterior y el mejor libro que he leído en mucho tiempo. Esencia de escritura. En las historias de Francisco Javier Irazoki la naturaleza está viva, los árboles, los pájaros, las piedras o la luz tienen tanta importancia o más que los hombres. Su escritura es de un vitalismo, aún dentro de la oscuridad, apasionante. Pocas veces la poesía y la prosa se funden con tanta limpieza en la escritura. Me ha gustado tanto que ni me voy a molestar en seguir justificando por qué me ha gustado. Creo que el texto que precede a este comentario habla por sí solo.

8 comentarios:

alvaro dijo...

Dejad de reseñar buenos libros, que entre Matías y tú me vais a arruinar :(

Por cierto, no sé si conoces Columna de humo. Te recomiendo que le eches un vistazo.

Sergi Bellver dijo...

Me vas a quemar el cartucho de las hormigas de Escher, collons...

Muy buen texto, sea micro, cuento, relato, nano-prosa poética o morcilla de Burgos con piñones.

Muy buen texto: hecho literario alcanzado.

Jesús Ortega dijo...

Hola, Juan Carlos.

Sí, sí, es curioso. Irazoki. Yo lo conocía a través de un amigo poeta. Pero desde que ha surgido el nuevo paradigma del microrrelato, desde que nos hemos puesto las lentes microrrelatísticas para mirar la vida y los textos, de pronto leemos ciertas cosas en una nueva clave narrativa. Es lo que has hecho con Irazoki al cambiarle el contexto. Voy a ver si consigo este libro, gracias por traerlo y recordarlo.

Me pasó lo mismo, por ejemplo, con Rafael Pérez Estrada. Lo leía como poeta hasta que empecé a leerlo como microrrelatista (lírico).

Un saludo.

Juan Carlos Márquez dijo...

Estoy seguro de que te gustará el libro, Jesús. Es prosa de aliento poético, un goce para los sentidos.

Marta María López dijo...

Este libro de Irazoki me parece una maravilla.

Un abrazo.

BACO dijo...

Qué excelente libro, lleno de poesía y surrealismo, con metáforas oscuras y tan personales... Y tan bien escrito.
Sobre lo que dice Jesús Ortega, aprovecho dos comentarios al respecto que convergen en lo mismo: poesía y prosa se funden en el micro. Por un lado esto lo ha dicho uno de los microrrelatistas del momento (Miguel Ángel Zapata) por otro lado lo comentó un poeta con varios libros a sus espaldas (Francisco Cenamor)hace unos días.
Bien.

Francisco Ortiz dijo...

Es una invitación magnífica.

Mega dijo...

Efectivamente, tanto RPE como Irazoki logran hacer converger poesía y narrativa en sus microrrelatos de forma sorprendente.
A mí su libro me pareció una biografía poética escrita a base de microrrelatos. ;-P
Saludos cordiales