12 de abril de 2007

Apadrina una palabra

A estas horas todo quisque que no viva en una cueva conocerá ya esta iniciativa conjunta de la Escuela de escritores y la Escola d'Escriptura del Ateneo de Barcelona. Pero, por si acaso, cuelgo aquí esta noticia aparecida en el Heraldo de Aragón, en la que, como padrino de la palabra 'achiperre', aparezco citado (Muchas gracias, redactor o redactora. Tómate algo a mi salud)

LETRAS
Salvemos una palabra
Muchas palabras desaparecen por caer en desuso, por eso la Escuela de Escritores propone a los internautas apadrinar aquélla que desean rescatar del olvido.

R.C.L. Zaragoza

¿Qué palabra echaría usted de menos si dejase de existir definitivamente? Porque son infinidad los términos que se van extinguiendo poco a poco, sea por el cambio de costumbres, por la evolución del propio lenguaje o por la llegada de palabras extranjeras que sustituyen a las españolas, entre otras cosas. "Entre 1992 y 2001 se desterraron más de 6.000 términos del Diccionario de la Real Academia Española", explican los responsables de la Escuela de Escritores, entidad que ha propuesto a través de su página web una tarea de salvamento en la que todo el mundo puede participar.

Si el año pasado se propusieron encontrar la palabra más bella en español (ganó "amor" y votaron más de 41.000 personas), este año lo que desean es encontrar aquellas palabras en vías de extinción que los internautas desearían conservar para siempre. Cualquiera puede apadrinar hasta un máximo de cinco vocablos, y exponer además las razones por las que ha elegido cada palabra.

El día 23 de abril, Día del Libro, la Escuela de Escritores inaugurará en la red un apartado llamado reservadepalabras.org, donde quedarán para la posteridad, a modo de diccionario nostálgico, las que reciban más votos.

No sólo un sinfín de personas desconocidas (que no anónimas, pues es preciso identificarse) han introducido ya su propuestas en escueladeescritores.com, sino también una serie de personalidades conocidas que ejercen de "padrinos de honor", entre las que hay escritores, políticos, dibujantes, actores o cantantes. Unos han propuesto la suya por razones simples, como Eduard Fernández, que ha elegido "albero" porque "es mi color preferido". Otros tienen razones sentimentales, como la periodista Ángeles López, que propone "encetar" (comenzar), un término que "se utiliza básicamente en Zamora pero también en León, Aragón y Canarias" y que su padre utilizaba cuando empezaba "todos los melones de mi infancia", recuerda. También los hay bromistas, como el profesor Juan Carlos Márquez, que escoge "achiperre" (objeto sin utilidad definida) que le "suena a un poco a estornudo canino, por hacer un chistecillo fácil" y que propone aplicar, por ejemplo, a algunos políticos. Al presidente de la agencia de noticias Efe, Álex Grijelmo, le parece oportuno reivindicar "almazuela", manta hecha con pedazos de tela distintos a la que -según dice- lamentaría que se acabase llamando definitivamente con el término inglés "patchwork".

Entre la amplia selección que hay hasta la fecha, se pueden hallar unos cuantos aragonesismos, como "ababol", "alcorzar", "babatel", "chabisque"(que curiosamente es reivindicado por alguien de Navarra), "escoscar", "rasmia", "laminero" e incluso "esbarizaculos", que ni siquiera aparece en el diccionario pero cuyo significado es fácil de identificar como "tobogán".

Y no es ésta la única palabra ausente del Diccionario de la Real Academia Española que los internautas proponen salvar del olvido. Hay otras, como "mindundi" o "zaforas", igualmente ignoradas por quienes limpian, fijan y dan esplendor al idioma.

Entre las razones que alegan los votantes, no sorprende encontrar mayoritariamente evocaciones de la infancia, de un mundo definido con otras palabras.

8 comentarios:

Marsu dijo...

Es curioso, en mi casa seguimos usando achiperre, pero siempre hemos dicho "archiperre". Y el caso es que ahora me ha surgido la duda, sobre cuál es la forma correcta. Para la RAE no existe ninguna, pero he encontrado definiciones en otras fuentes tanto para una como para otra.

Yo ya he votado :)

Juan Carlos Márquez dijo...

Pues "archiperre" suena también bien, a arcipreste canino, con perdón.

Marsu dijo...

También se puede tratar de un perro bastante trasto.... jajajajaja.

He empezado a encuestar a mis cercanos, para ver cómo usan ellos la palabreja en cuestión. La curiosidad me corroe.

Paréntesis dijo...

Tengo que darle le razón a Marsu, porque en el pueblo de mi mujer también se utiliza con la R añadida - de hecho, mi suegro la tiene todo el día en la boca-. Allí se utiliza para designar un artefacto o herramienta de una cierta enjundia o complejidad, aunque también, en tono familiar, puede referirse a trastos que crean desorden -como cuando mis hijos se dedican a sacar juguetes -¡Me tenéis la casa llena de archiperres!

Añado otra palabra que allí se también se utiliza a menudo (y que si que la registra la RAE): "Enfosado", haciéndo referencia a un hartazgo mayúsculo, aunque también puede referirse a abotargamiento,

Saludos.

David Condés dijo...

Juan Carlos,
He leído (http://www.madrid.org/lanochedeloslibros/) que el día 23 habrá un encuentro en la Escuela de Escritores acerca de La Parábola de los Talentos. ¿De qué se trata?

Un saludo,

David

Juan Carlos Márquez dijo...

Hola, David: Aún no está definida del todo la jornada, pero te adelanto lo que sé:

Se trata de una jornada de puertas abiertas que incluirá la actuación de "Personas Libro" (de 17:30 a 18:30. Dicen que merece mucho la pena) diversos "minitalleres" y un concurso literario. La presencia de autores de la editorial Gens, los de La parábola y otros, en una firma de libros, es muy posible, pero está pendiente aún de concretar según me han dicho. Sea como fuere, yo andaré por allí.

Cuando sepa algo con certeza, haré una entrada en el blog.

David Condés dijo...

Muchas gracias por la información. Este tipo de actividades me parecen de lo más interesante. Lo único malo es la hora, pero se hará lo que se pueda por escaparse del trabajo a tiempo.

Juan Carlos Márquez dijo...

Hasta las 23.00 h tienes tiempo. No curres tanto y realízate en el ocio, anda.