12 de febrero de 2007

Parábola de los talentos (pulsa el título para ir a Gens)


Dentro de unos días (o semanas a lo sumo) aparecerá en las librerías la antología de relatos Parábola de los talentos, entre cuyos autores participantes (una docena exacta) me encuentro. Lo hago (participar) con el relato titulado Las preposiciones de Blint y, simplemente, quería aprovechar para haceros partícipes de la noticia a quienes os dejáis caer de vez en cuando por aquí. Podría cantar a los cuatro vientos las bondades de Parábola de los talentos (no en vano, la mera edición de un libro de relatos puede considerarse en sí un hecho extraordinario, sobrenatural si me apuráis), pero no sería ético, más bien sería patético. Así que os dejo con la opinión de los editores de Gens, que es la madre del invento, y con una breve semblanza de mis compañeros de antología, de todos esos esforzados militantes del cuento. Cuando esté pronta la presentación del libro, que tendrá lugar en Madrid, volveré para daros cumplida información del acto. Pero ahora voy con lo prometido:

Una de las tareas principales de un editor literario es descubrir nuevos talentos y darlos a conocer al público lector. En esta colección hay una docena de autores que, a pesar de la juventud de algunos de ellos y de no ser aún conocidos por los lectores, viven la narrativa como un compromiso casi religioso. De ahí el título de esta colección de relatos. En ella, el lector atento descubrirá nuevas tendencias, miradas originales, narradores que exploran nuevos campos de vanguardia y que sin duda ninguna formarán parte en los próximos años de los nombres más representativos de la narrativa en lengua española.Un grupo de expertos entre escritores de ficción, profesores de escritura y ensayistas llevan buscándolos por los rincones donde se esconden. Gracias a esos cazatalentos es posible esta antología de relatos para un siglo que tiene vocación de convulso. Este libro es la propuesta, el juicio —como siempre— queda en manos de los lectores y del tiempo.

Matías Candeira nació en Madrid en 1984.En la actualidad estudia Comunicación Audiovisual en la Universidad Complutense de Madrid, y prácticamente todo su tiempo libre lo dedica a la escritura de relatos cortos, género que le apasiona y en el que se declara militante activo.Ha sido ganador de varios premios literarios, entre ellos: el Concurso Nacional Villa de Periana para Jóvenes Autores, Premio Antonio Villalba de Cartas de Amor, Certamen de Jóvenes Creadores del Ayuntamiento de Madrid y Premio de Cuentos Salvador García Jiménez. Asimismo, ha sido finalista en otros tantos: segundo premio en el Certamen Nacional Fernando Quiñones, finalista en el X Premio Mario Vargas Llosa NH de Relato, primer accésit en el Premio Arte Joven Latina y accésit en el Premio Carlos Casares de Microrrelato. Está a punto de terminar su primer libro de cuentos.

María José Codes es licenciada en Historia del Arte por la Universidad Complutense de Madrid y máster en Competencia Literaria por la Escuela de Letras de Madrid. Compagina su actividad como escritora con la fotografía profesional, creativa y escénica. Ha publicado varios relatos y es autora de las novelas Alcoba de arena y Control remoto. Fue finalista del XIX Concurso Internacional de Relatos Policiacos de la Semana Negra y el Ateneo de Gijón. Premio Platero 2006 del Club del Libro en español de las Naciones Unidas al mejor Relato Breve.

Elena del Hoyo (Madrid, 1968) ejerce como abogada y compagina su trabajo con la escritura de relatos. Varios cuentos suyos han resultado ganadores o finalistas en distintos concursos (VII Concurso de Relatos José María Martín Carpena, VIII certamen de relatos cortos Tierra de Monegros, Edward Pickman Derby de relatos de horror). También ha participado en varios libros colectivos de relato.

José Delclaux es físico teórico y máster en Física Teórica por la San Francisco State University. Ha trabajado en dicha universidad y como técnico en seguridad informática en IBM. Le gusta ver el mundo desde lugares diferentes y por eso practica el paracaidismo y el submarinismo. Además lee, lee y lee.Ha publicado entre otros los relatos «Once millones de mariposas», «Tú», «Partos mentales» y «¿No te parece curioso?». Fue finalista del premio Decídete por el relato «El barrendero del desierto».

Aldara Fernández de Córdova vive en Madrid. Licenciada en Ciencias de la Información, ha trabajado en distintos medios de comunicación, así como en banca y televisión. Actualmente trabaja en el sector de las telecomunicaciones. Desde hace cuatro años compagina el ejercicio profesional con su formación como escritora. Ha publicado relatos en varias obras colectivas.

Elena González nació en Cuevas del Valle (Ávila) en 1969. Educada en un medio rural, estudió Telecomunicaciones. Ha ejercido la ingeniería en varios países. El contraste entre estos mundos inspira algunos de sus relatos.

Ignacio Jáuregui (Bilbao, 1959) es médico, y todo el mundo le tiene dicho que esté a lo que está y que no se distraiga escribiendo, pero él, como quien oye llover. En 1987 ganó el premio de guión de la Concejalía de Juventud del Ayuntamiento de Madrid con el cortometraje Hace quince años.Con el relato «De Guecho y el daño hecho» fue finalista del premio de Narrativa Breve Fundación SB. Ha ganado además el Premio Faes Farma de relato en 2004. Tiene una decena de cuentos publicados en diversas antologías.

Julio Jurado nació en Madrid en 1958. Es aficionado a la fotografía y dedica también su tiempo libre a contar historias que contagien emociones. En los dos últimos años ha acudido con algunos de sus relatos a certámenes literarios. En el 2005, fue finalista del Alfonso Martínez Mena, con el cuento «Ten cuidado por donde pisas». En ese mismo año, obtuvo un accésit en el VIII Premio Internacional Julio Cortázar de Relato Breve, con el cuento «Tan solo hay que mirar».Es miembro fundador de La llave de los campos, grupo de escritores de cuentos con vocación surrealista, donde se defiende que otra narrativa es posible como alternativa a la mayoría de los productos editoriales que inundan el mercado.En la actualidad, se encuentra elaborando su primer libro de relatos.

Juan Carlos Márquez (Bilbao, 1967) es licenciado y máster de Periodismo y profesor de la Escuela de Escritores de Madrid.En el último lustro ha obtenido una decena de galardones, entre ellos el Premio Unión Latina del Concurso Internacional Juan Rulfo 2003. Asimismo, ha publicado relatos en diversas antologías, diarios y revistas. En 2007 aparecerá publicado su libro de relatos Norteamérica profunda, con el que obtuvo el último Certamen Internacional de Novela Rafael González Castell.

Inés Mendoza (Caracas, 1970) es escritora y arquitecta. Desde 1999 vive en Madrid. Ha colaborado con artículos, reseñas y relatos en medios de varios países.Premiada en el concurso de ensayos «El futuro es ya», ha recibido igualmente el primer premio del XI Concurso de Narraciones Cortas Villa de Torre Pacheco 2004, y el segundo premio del Concurso Internacional de Cuento Casa de Teatro 2005 (República Dominicana), además de una mención en el certamen internacional de cuentos Art Nalon Letras 2006. Su trabajo como cuentista ha sido recogido en las antologías Tifoidea y otros cuentos y Voces nuevas. Es miembro del colectivo surrealista La llave de los campos.

José Luis Pereira (Madrid, 1963). Durante años dedicado a diversos oficios, desde vendedor a domicilio de enciclopedias médicas a recargas de extintores por los polígonos industriales, para acabar afianzándose en el mundo de la construcción. En los últimos cinco años se ha dedicado exclusivamente a la escritura.

Enrique Triana (1969) es ingeniero aeronáutico y lleva trabajando en la misma empresa casi catorce años.Aunque nació en Madrid ha vivido en el País Vasco, en Estados Unidos y en Escocia.Ha participado en varios libros colectivos y ha quedado finalista en algunos concursos.

16 comentarios:

Nicho dijo...

Felicitaciones, Juan Carlos. Lo leeré.

Ahhh, te queda bien el bigote. ¿Lo llevabas ya cuando caminabas por Madrid "dando la espalda a los lectores"?

Nicho dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juan Carlos Márquez dijo...

Lo llevaba ya entonces, Nicho. Lo llevo desde hace más de quince años, o puede que sea él quién me lleva a mí, que yo solo sea el lastre de un bigote, que este controle mi voluntad, me sobreviva...

Magda dijo...

Muchas felicidades, Juan Carlos, enhorabuena.

Juan Carlos Márquez dijo...

Muchas gracias, Magda, es todo un placer volver a escucharte. Te leo a menudo en tu casa, que lo sepas.

Magda dijo...

Gracias que4rido, Juan Carlos.

Un abrazo.

Miguel Ángel Muñoz dijo...

Felicidades muchas, Juan Carlos, por la publicación. Tengo muchas ganas de leer el libro, y entre los relatos el tuyo. Es muy bonito y estimulante participar en una antología así.
Que haya una enorme suerte con el libro. Un abrazo fuerte.

Juan Carlos Márquez dijo...

Muchas gracias, Miguel Ángel. A ver si poco a poco entre todos conseguimos que el cuento ocupe un lugar (iba a escribir un lugar de privilegio, pero por ahora con que ocupe un lugar me conformo).

Sergi Bellver dijo...

Me caí en tus relataduras por ver el lazo de Matías, así que, de momento, no conozco tus cuentos. Lo que sí puedo decirte es que cuando entro en una bitácora y "algo" me parece interesante, la guardo en la memoria (la portátil, de momento, lo otro lleva su tiempo) y me la llevo a casa, a leerla con calma. Luego te pueden pasar cosas como recibir comentarios kilométricos (pregúntaselo a Miguel Ángel, angelico, que lo frío), pero eso sólo cuando he tenido tiempo de leer con calma y escribir con nervio.

Por el momento, ya contesté a tu comentario en "Quiero ser mileurista". Con suerte, ocasión tendrás de hacérmelo pagar con una colleja, porque me gustaría ir a la presentación de tu/vuestro libro.

Te/os deseo suerte a partir de ahora. Para llegar hace falta talento, pero para quedarse también influye eso, la suerte.

Agur. Un abrazo.

pd: llevo leído un buen trozo de tu bitácora, y el interesante enlace a Zaldua. Algo va a haber que hacer con esta enfermedad del "cuentismo", sin duda...

Juan Carlos Márquez dijo...

Sergio, creo que por ahora no voy a poder darte esa colleja (además no te la mereces). El azar(ese chulo engominado) ha querido que durante la presentación del libro yo esté volando camino de Marrakech. Tenía un viaje comprado hace mucho, y si lo cancelo pierdo el dinero.
Oye, ya leí tu respuesta cargada de razones. Nada que objetar. En cuanto tenga un rato, te enlazo.

Gatopardo dijo...

Querido monstruo: antes o después, suelo pasar por tu bitácora, como por todas las que tengo enlazadas, y te leo y releo con autentico placer, de acuerdo o en desacuerdo, aunque no comente.
Lo digo para que lo sepas.
Un abrazo

IHB dijo...

Estimado,

Avanti, siempre con el relato y la parábola como resultado de tanto esfuerzo, y como impulso para nuevos caminos. Un abrazo.

Sergi Bellver dijo...

Pues ya es una putada, tener que elegir entre el día que presentan tu libro (ni que sea colectivo) o perderte por Marrakech. En fin, de una de esas dos cosas puedo hablar (de la segunda, obvio... lo otro está no en pañales, sino cabezón y coleando, espermatozoide aún), así que... qué quieres que te diga, Marrakech bien vale una ausencia. Total, lo que haga la "Parábola" vendrá poco a poco y con el tiempo (anteayer aún no la tenían en la C... bueno, en el hiper ese del libro).

Supongo que se te tendrá presente, la cosa pinta bien, pues me he enterado de la concurrencia de ciertos Cuentistas, por afinidad, los de "La llave de los campos", por ejemplo.

Oye, dos apostillas:

-Si este año se publicará "Norteamérica Profunda", libro de relatos según veo, ¿cómo leñes ganó un Certamen Internacional de Novela? ¿Te habrás adelantado con eso que decías de la novela deslumbrante de un cuentista?

-Del enlace no te preocupes, yo suelto estos engendros porque me nace, no hace falta reciprocidad.

Juan Carlos Márquez dijo...

Hola, Sergio, encantado de tenerte otra vez por aquí. Primero contestaré a lo del concurso de novela: pues "Norteamérica profunda" ganó porque es uno de esos concursos que juegan a dos bandas: admiten novelas y libros de relatos.

En lo de la novela tampoco andas descaminado(eso sí, no sé si será deslumbrante o no). Acabo de terminarla y ahora me dedicaré los próximos meses a pulir detalles. Pero, si te soy sincero, no sé si es exactamente una novela, más bien parece un libro de relatos con personajes que se cruzan e influyen los unos en los otros. Al fin y al cabo, soy un cuentista, y mucho me temo que no soy capaz de disimularlo muchas páginas. Pero a lo mejor cuela... (no se lo digas a nadie, Sergio, pero los editores, en su mayoría, son un poco lerdos).
Y sí, conozco a la gente de "la llave", a algunos en persona y a otros de oídas, y también soy amiguete de Matías y, como casi todos, frecuento El Síndrome de Miguel Ángel. Al final, somos cuatro gatos.

El enlace te lo tienes más que merecido. Así que no acepto negativas. De hecho, creo que hasta voy a echar a alguno para hacerte sitio.

Saludos, y suerte con esos espermatozoides.

Juan Carlos Márquez dijo...

Gracias, Iván. Me doy casi todas las semanas una vuelta por tu casa, pero con los años me estoy volviendo silencioso. Demasiado a veces. Con lo que yo he sido...

Olvido dijo...

Enhorabuena Juan Carlos.Y mucha suerte.Lo leeré.
Un saludo